flechaatras

La voz del árbol

Manuel Alcorlo

La voz del árbol

Gloria Solas

El soporte

José-Felix Álvarez Prieto

La Ventana  Apolonia

J.J. Ruiz Ezquerro

Un camino visual ...

Jesús Lázaro Docio

Lo que queda del día

Vicente Llorca

Utopos

Rosemary Vargas

Ante las piezas...

Capi Corrales

Otra Escritura

Fernando Castro

Tal vez el arte...

Victoria Sendon

La pequeña gran ...

Adolfo Castaño

flechaatras

PAZ SANTOS

El espacio cultural “La Ventana de la Apolonia” continua sorprendiéndonos y nos presenta en esta ocasión la obra de Paz Santos, artista aunque soriana, afincada en Madrid, menos  conocida en nuestra ciudad que fuera de ella.

               De formación académica (Licenciada en Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid en 1985) perfeccionada y modulada en diversos Talleres y Seminarios de Arte, tanto nacionales como internacionales, (Slovenija, Ehingen (Alemania) Círculo de Bellas Artes (Madrid), Arteleku (San Sebastian),...) continúa en la actualidad manifestando su inquietud e investigando sobre los procesos creativos.

               Desde 1986 en que empezó a mostrar al público su obra, una veintena de exposiciones individuales (Palais Palffy en Viena;  Círculo de Bellas Artes, Galerías EEGE, Rafael Colomer, Buades, Ateneo, en Madrid; Caja Salamanca y Soria en Soria;  Escuela de Arte en Logroño, Centro Cultural “La Vidriera” en Cantabria,...) y 26 exposiciones colectivas (Slovenija; Galeria MW, Galería Isorna, Caja Madrid,  Sala Millares en Madrid;  XLIX Salón de Arte en Puertollano; XLX Exposición Nacional de Artes Plásticas en Ciudad Real; Arteleku en San Sebastian;....) avalan una trayectoria artística marcada por la preocupación por el vacío como expresión fundamental del espacio, el ser humano y la escritura y las interrelaciones entre ellos.

               Su obra se ha hecho merecedora de diversos premios entre los que destacan el Primer Premio de Escultura en la II y III Muestra Cultural del Mundo Laboral (1986 y 1987) y el Primer Premio de Escultura del XLIX Salón de Arte de Puertollanp (1998).

               Paz Santos es además autora de las esculturas monumentales “Homenaje al Estudiante” del Instituto Politécnico del Ejercito en Madrid (1990) y de la “Conmemoración a Fray Tomás de Berlanga” en Berlanga de Duero (1999), que suponen el reconocimiento a su creatividad.

               En esta ocasión,  Paz Santos retoma elementos e inquietudes ya manifestados con anterioridad en sus exposiciones “Utopos” (Círculo de Bellas Artes, Madrid, 1999) y “Entre ventanas” (Centro Cultural Villa de Móstoles, 2000) e introduce otros  nuevos acordes con el espíritu del espacio cultural de “La Ventana de la Apolonia”, adaptando e integrando de manera absoluta la instalación que nos ofrece con el mismo, que entra a formar así parte de la obra llevando al máximo la siempre deseable interrelación entre obra expuesta y espacio expositivo.

               La imprescindible interrelación entre la obra y el espectador también alcanza su máxima expresividad en la instalación. La obra permanece oculta en el espacio de “La Ventana de la Apolonia” tras una especie de puerta. El acceso visual a la obra se realiza a través de una mirilla y algunos agujeros practicados en el cierre. La mirilla, al contrario de las mirillas habituales, permite mirar de fuera hacia dentro, al igual que los orificios. El espectador  debe implicarse y tomar una actitud activa,  no basta con ver, hay que mirar.  La percepción del interior, distorsionada por la mirilla y parcelada por los diversos orificios obliga al espectador a una reconstrucción mental de la instalación, hasta que esta se muestra de forma completa, tras varios días de exposición, cuando se retire el cierre de “La Ventana “.

               En el interior la instalación nos muestra un laberinto, un “bosque” de marcos y varillas, cristales de colores,  que conforman un espacio mágico en el que se encuentran piezas  de pequeño tamaño con figuras humanas y  un libro (“Poesia”).

               La autora  juega así con los conceptos de interior y exterior. Nos permite acceder a su espacio interior inicialmente con limitaciones y con participación activa por nuestra parte para finalmente abrirse totalmente e integrarnos en su obra permitiéndonos ser  parte de la misma.

 

J. J. Ruiz Ezquerro

Escultora Paz Santos